SENET: EL JUEGO DE LOS FARAONES

Image

A lo largo de la Historia, la Humanidad ha inventado toda clase de juegos de tablero. Pero pocos están rodeados de tanto misterio y leyenda como el Senet. Quizá por ello, fue el elegido por los guionistas de la popular serie “LOST” para ser el juego preferido de uno de los personajes clave de la serie. Esta decisión multiplicó la popularidad de un juego de pasado fascinante.

Según todos los indicios, el Senet era el juego más popular en el Antiguo Egipto. Se han encontrado vestigios y referencias artísticas al mismo en yacimientos correspondientes al período predinástico y de la Primera Dinastía (entre el 3.500 y el 3.100 antes de Cristo). El Senet también está presente en algunas tumbas de dinastías posteriores, por lo que su período de vigencia se cuenta en siglos.

De hecho, es la presencia de ejemplares del juego en distintas tumbas lo que ha otorgado a esta peculiar forma de entretenimiento parte de su leyenda. Según muchos egiptólogos, era creencia común entre las gentes de aquella civilización que la persona capaz de ser un buen jugador de Senet contaba con la protección de algunos de los Dioses Mayores del panteón egipcio: en concreto Osiris, Ra y Thoth. El hecho de que algunas ilustraciones representen a un egipcio jugando contra un contrincante invisible sugiere la posibilidad de que, en algún momento dentro del tránsito al más allá, cada persona debiera jugar una partida de Senet con una entidad superior. Quizá por ello era bastante común incluir un Senet en las tumbas de la época, independientemente de la clase social.

Pese a los reiterados esfuerzos de los especialistas, a día de hoy se siguen sin conocer a ciencia cierta las reglas del juego, quizá porque su extrema popularidad hacía innecesaria la existencia de una versión escrita de las mismas. Sin embargo, se ha conseguido reconstruir varias versiones con un grado de fidelidad razonable con respecto a las que se cree que eran las originales.

A grandes rasgos, el Senet es un juego de bloqueo, captura y eliminación, con elementos que recuerdan a juegos tan dispares como el ajedrez (es un juego de estrategia para dos personas), el parchís (en determinadas casillas, las fichas están “protegidas”), o la oca (ciertas casillas pueden hacerte retroceder posiciones). Las similitudes con el popular backgammon son también dignas de reseñar. En definitiva, el Senet es un juego fascinante con el encanto que solo pueden proporcionar los siglos. ¡Una buena razón para dedicarle un ratito a jugar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s