La vuelta a casa del “Made in Spain”

El pasado sábado 22 de marzo salimos en el Diario Expansión con un artículo de opinión de Rosario Carrió -directora general de Cayro- en el que expresaba nuestro punto de vista sobre el “Made in Spain”, de cómo se podría potenciar la vuelta a casa de muchas marcas para fabricar de nuevo aquí y de nuestro compromiso como empresa. 

Cayro_DiarioExpansión

Os dejamos el artículo completo para que podáis leerlo: 

LA VUELTA A CASA DEL “MADE IN SPAIN”

Muchas empresas del juguete como CAYRO hemos decidido volver a fabricar a España. Sí, lo asumimos: nosotros también nos fuimos en su momento a China para fabricar parte de nuestra producción. ¿Por qué lo hicimos? Porque las circunstancias nos obligaban, mera supervivencia. Si querías seguir siendo competitivo, tenías que salir. Fabricar allí era mucho más económico, no solo por los precios sino también por el modelo de aquí, que se negaba a adaptarse a los nuevos tiempos.

En esos años, la mentalidad de los empresarios y los dirigentes de nuestro país se había acomodado. O nos íbamos a Asia o nos negábamos a cambiar el modelo productivo, mientras que desde los organismos públicos se apostaba claramente por modelos turísticos y de servicios, consiguiendo entre todos desindustrializar el país y volver al “que inventen ellos” de Unamuno.

Así que todos tenemos parte de culpa pero, a la vez, todos formamos parte de la solución. De este modo, tanto CAYRO como muchas otras empresas de nuestro sector y de otros sectores hemos decidido volver a fabricar aquí. Las razones son varias. Por un lado, no caigamos en patrioterismos de andar por casa, en China ya no es tan barato fabricar. Pero también es verdad que fabricando aquí es más fácil asegurar los estándares de calidad si se controla todo el proceso localizado. Además, las empresas tenemos una función social y el público aprecia el trabajo hecho aquí. Y que somos empresarios y a todos nos gusta dar trabajo a nuestra gente. Si se puede.

Pero no es fácil volver a casa. Cuando una empresa decide hacerlo se encuentra con problemas. El principal, sigue siendo la mentalidad “made in Spain”. No hemos cambiado el chip, algunos parece que se empeñan en encontrar soluciones nuevas haciendo lo mismo que hace 40 años. Por otro lado, no hay oficio, nos hemos quedado sin profesionales, sin especialistas. Una fábrica, además de dar trabajo directo a sus empleados, lo da también indirectamente a través de sus industrias auxiliares. Empresas de troquelado, inyección, moldeado, etc., que durante la “larga marcha” de las empresas españolas a China, desaparecieron o sobrevivieron de mala manera y que ahora son incapaces de soportar las exigencias de una empresa que tiene el listón de calidad en lo más alto.

Durante años, España apostó (y lo sigue haciendo) por una política cortoplacista que incitaba a los jóvenes a buscar trabajo en el sector servicios, en la construcción, en la hostelería… Y se perdieron gran cantidad de puestos de trabajo en la industria. Y hoy no sabemos hacer las cosas. No hay oficios ni profesionales especializados.

Total que, entre unos y otros, la casa sin barrer. Los fabricantes quieren fabricar en España pero no pueden. Los parados quieren aprender un oficio pero les sale más rentable enfocarse al turismo de temporada. Los empresarios quieren que los fabricantes les contraten sus servicios pero no pueden dar ni calidad, ni rapidez, ni precio. Los chinos suben precios porque saben que, a día de hoy, tienen la sartén por el mango. Y los políticos se llenan la boca con la marca “España”, el “emprende tú que a mí me da la risa” y el “made in Spain”, pero siguen recortando en investigación, permitiendo que se vayan los más cualificados y siguen con sus políticas de pan para hoy de turismo, sol y playa, mientras dure.

Y la sociedad, al final, es la que pierde. Porque sus vecinos no tienen empleo. Porque la riqueza se genera en otro país. Porque su país deja de ser competitivo. Y porque se cierran las puertas del futuro.

Nosotros nos comprometemos a seguir invirtiendo aquí. A seguir aumentando la producción nacional siempre y cuando eso no afecte a la calidad de nuestros juegos. Y a seguir reclamando esfuerzos por parte de organismos públicos y asociaciones empresariales.

Acabaría con un llamamiento “BUSCAMOS empresas e instituciones” que se sumen con seriedad, rigor y con más hechos que palabras o fotos al sector del juguete de calidad de nuestro país. A ver si alguien recoge el testigo y jugamos juntos, pero con las cartas sobre la mesa.

Rosario Carrió

Directora General de CAYRO

cayro_DiarioExpansión_2

Anuncios

One thought on “La vuelta a casa del “Made in Spain”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s