La importancia del juego intergeneracional

Ya sabéis que en Cayro somos fieles defensores de que jugar no tiene edad. Por eso tenemos la colección XXL Big Size para que los mayores también se diviertan y aprendan, y por eso nos encanta que el juego tenga cada vez más protagonismo en la parte educacional, tanto de pequeños como de mayores. Y si juntamos a los dos, ¡mejor que mejor!

Os hablamos de la importancia del juego intergeneracional, una práctica cada vez más extendida y que comprende el juego y la interacción colaborativa entre los más mayores y los más pequeños.
Uno de los ejemplos más sonados ha sido el de la residencia para mayores Providence Mount St. Vincent en Seattle, en la que niños de primaria se reúnen durante cinco días a la semana con los mayores para enriquecer sus vidas a través de diferentes actividades.

day-care-inside-nursing-home-present-perfect-documentary-shot-e1464604514898

Este proyecto se dio a conocer gracias al documental Present Perfect, pero existen varios casos más.

Desde hace tiempo se sabe que el contacto intergeneracional tiene muchísimos beneficios tanto para la salud y autoestima de los mayores, como de los más pequeños. La mayoría de las personas mayores, al envejecer sienten que no son útiles y se frustran, pero al entrar en contacto con los niños el cambio es automático: se esfuerzan por participar y agradar, acompañan al niño, intentan sorprenderle, sonríen…

cover10-635x480

preschool-retirement-home-documentary-present-perfect-evan-briggs-18

Y para los niños es un gran estímulo, ya que aparte de que con estos encuentros normalizan y aceptan el proceso de envejecer, se encuentran motivados para ayudar y enseñar lo poco que saben a los mayores.
Podemos decir que estos programas mejoran la vida de ambos colectivos tanto a nivel cognitivo (por el aprendizaje mutuo que se genera), como a nivel físico o psicológico, ayudando a la movilidad de los mayores al tener algo por lo que esforzarse; y generando una relación que les hace estar más felices y conectados al mundo real.

centroferraz

2

Nos encantan estas iniciativas, así que mayores y pequeños, abuelos y nietos, ¡todos a jugar!

Anuncios

Volver a ser niños, años después

Hace poco descubrimos el proyecto Then/Now (Antes/Ahora) de los hermanos Luxton, y nos gustó tanto que teníamos que compartirlo con vosotros.

Estos chicos querían hacerle un regalo original a su madre por Navidad y acabaron con un proyecto entre manos que ha recorrido medio mundo.

Se trata de una serie de fotografías en las que recrean escenas de su infancia.

diadelpadre2

diadelpadre3

diadelpadre6

Su padre, su tío y hasta su perro participaron para que este regalo tan especial fuese perfecto. Y así ha sido, cada detalle de la foto de infancia está plasmado con muchísimo mimo en las de la actualidad: la ropa, la postura, los accesorios, los colores y el aspecto antiguo de las fotografías…

 

diadelpadre4

diadelpadre5

Podéis ver el proyecto entero aquí. Las risas y la creatividad estuvieron más que presentes mientras hacían las fotos, porque al final de lo que se trata es de jugar a ser niños de nuevo.
Y, con el día del padre a la vuelta de la esquina, hemos pensado que sería muy divertido si padres e hijos recreasen estas escenas.

Así que os lanzamos una propuesta…

Sortearemos un lote de juegos Games&Friends, entre todos los que se animen a recrear fotos de su infancia con sus padres y las suban a redes sociales etiquetándolas con el hashtag #rememberconpapabycayro.

Tenéis hasta el día 19 a las 00:00, y el lunes anunciaremos los ganadores.

¡Suerte y a jugar!

Puzles & Kids

Image

Como ya os habréis dado cuenta, últimamente estamos muy puzzleros. A lo largo de las últimas semanas, os hemos presentado el Mind Jewel, el Wurmm, el Sprocket o el BrainString, todos ellos oportunidades inmejorables de activar vuestras neuronas y ponerlas a trabajar al máximo nivel.

 Los puzles, por lo general, suponen un reto importante incluso para jugadores adultos, pero los expertos coinciden en señalar que este tipo de entretenimiento está especialmente indicado para los más jóvenes de la casa. Antes de llegar a los dos años, podemos comenzar a introducirles en el apasionante mundo de los rompecabezas, teniendo la seguridad de que les van a aportar muchas más ventajas de lo que en un principio podría pensarse.

 Por un lado, usando puzles adecuados a cada edad, conseguirás estimular su maduración cognitiva, además de animar al niño a perfeccionar y optimizar la motricidad de sus manos, que deberá concentrarse en áreas específicas del puzle y sus piezas. Por otro lado, los puzles son perfectos como “toma de contacto ligera” con emociones como la frustración. Haciendo un puzle, los niños comienzan a entender que “las cosas no siempre salen a la primera” y que “tienen que poner un esfuerzo de su parte” para conseguirlo. El hecho de que solo haya un camino posible les forzará a utilizar su ingenio y su visión espacial.

 Otro punto a favor de los puzles: a medida que el niño va creciendo y el número de piezas va aumentando, pueden servirnos para inculcar el valor del orden y del “recoger después de terminar”. Una asignatura, por cierto, que muchos adultos todavía tienen pendiente.

(Por cierto, una curiosidad, según la RAE, la forma correcta en castellano de “puzzle” es “puzle”)